Cámara Chilena de la Construcción presenta trabajos de limpieza y remoción de escombros en el centro de Copiapó

  • La zona en que se desarrollarán las labores suma cerca de 230 hectáreas, equivalente a unos 28 kilómetros de camino, y en ella se ubican servicios tan relevantes para la comunidad como el Hospital Regional.
  • La CChC también se comprometió a apoyar la construcción de 30 viviendas de emergencia en Tierra Amarilla, aportando la infraestructura para el abastecimiento de agua potable y el tratamiento de aguas servidas.

Copiapó, 15 de abril de 2015. Cumpliendo un compromiso adquirido con las autoridades locales y nacionales, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) presentó formalmente los trabajos de remoción de lodo y agua que está desarrollando en un sector céntrico de Copiapó, que abarca alrededor de 230 hectáreas de terreno, equivalente a unos 28 kilómetros de caminos.

El cuadrante que será restaurado por la CChC –emplazado entre las calles Henríquez, Circunvalación, Diego de Almagro y Copayapu– es una zona clave para la capital regional, dado que en ella se localizan importantes servicios como el Hospital Regional además del parque Schneider, una de las áreas verdes más concurridas por los copiapinos.

El gremio de la construcción estima que en este sector se acumularon entre 70.000 y 90.000 m3 de lodo solo en la vía pública, sin considerar las viviendas del sector ni otros recintos, por lo que se estiman más de dos meses de exhaustivo trabajo. Para esto se dispuso el despliegue de más de 50 máquinas y un equipo humano que supera las 65 personas. La empresa a cargo de la limpieza es Excon, socia de la CChC y que tiene una amplia experiencia en labores de este tipo.

Los trabajos fueron comprometidos apenas ocurrió la tragedia entre la Mesa Directiva Nacional de la CChC, encabezada por su presidente, Jorge Mas, y la Intendencia de Atacama, la Onemi, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP).

“La magnitud de la catástrofe hizo necesario que los sectores público y privado trabajen mancomunadamente para que Copiapó y sus habitantes puedan ir dejando atrás la emergencia y retomar paulatinamente su vida normal. Por eso nuestro esfuerzo como asociación gremial se ha centrado en desplegar maquinarias y equipos humanos a fin de que se pueda rehabilitar una zona vital para el funcionamiento de la ciudad en el menor tiempo posible, pero tomando todos los resguardos necesarios en materia de seguridad y para garantizar la calidad de los trabajos”, manifestó Yerko Villela, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción Copiapó.

Las labores de despeje comenzaron el 6 de abril con el aseguramiento del perímetro que rodea al Hospital Regional, habiéndose retirado hasta el momento cerca de 1.000 m3 de tierra y barro.

Casas de emergencia en Tierra Amarilla

La CChC también se comprometió a apoyar la construcción de 30 viviendas de emergencia en la localidad de Tierra Amarilla, trabajos que se están realizando en conjunto con la fundación TECHO, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, la Municipalidad de Tierra Amarilla, la Onemi y Empresa Eléctrica de Atacama (Emelat) en terrenos de propiedad de minera Candelaria.

En este caso, el gremio aportará en ese sector la infraestructura necesaria para el abastecimiento de agua potable y el tratamiento de aguas servidas. De esta forma las familias no solo recibirán una vivienda sino una solución integral de emergencia, que les permitirá contar con servicios básicos como agua potable, baño y lavadero.

Reconstrucción a largo plazo

Terminada la etapa de emergencia comenzará el proceso de reconstrucción propiamente tal, por lo que la Cámara Chilena de la Construcción se comprometió con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo a facilitar la coordinación entre el Minvu y las empresas constructoras socias de la CChC interesadas en participar en la fase de reconstrucción una vez que esa Secretaría de Estado finalice el catastro de daños e identifique zonas prioritarias.

Además, el gremio ofreció al Minvu colaborar con la elaboración de un plan maestro que identifique las zonas de riesgos en Copiapó, de manera de que sierva como insumo para un futuro plan regulador comunal o intercomunal.