Análisis económico 2016 de La Araucanía: la región crecerá más que el país con un 3%

Según informó Patricio Ramírez, coordinador del Observatorio Económico y Social de La Universidad de La Frontera (OES-UFRO), un resumen económico de la región para este 2016, destacó que La Araucanía crecería por sobre el país este año.

A pesar de desaceleración del segundo semestre, la región crecerá más que el país impulsada por sector servicios. La economía regional partió el primer trimestre de 2016 con un sólido 5,8% de expansión del Inacer, luego las cifras fueron desacelerando hasta un 2,9% para el tercer trimestre del año. Con todo, la región debiera alcanzar un crecimiento en su actividad agregada anual en torno al 3%, superior al 2% que tiene como máxima estimación el país este año.

Los sectores ligados a los servicios son los que empujaron el carro del crecimiento regional este 2016 y se consolidaron como ejes claves: Servicios sociales, personales y comunales; Comercio, restaurantes y hoteles; Transporte y comunicaciones. La estructura económica regional está girando hacia los servicios, es una señal positiva puesto que las economías en la medida que se desarrollan van dando más relevancia a este sector.

En cuanto al empleo, el año anterior se perdieron en promedio en torno a 15 mil puestos de trabajo en la región, donde las más perjudicadas fueron las mujeres. Este 2016 se retomó la capacidad de generar empleo, y se proyecta la creación de más de 10 mil puestos adicionales. La tasa de desocupación debiera estar en torno a 6,5% (6,9% en 2015). Entre los sectores que más aportarán al empleo este año están: enseñanza; servicios profesionales y administrativos; agricultura; construcción.

El empleo femenino retomó dinamismo, aunque la tasa de desocupación debiera cerrar el año cerca del 8%; el impulso llegó especialmente desde el segundo semestre de 2016 por la creación de empleo que debiera superar las 4 mil mujeres en el año.

El turismo también dejó buenas noticias este año. Este 2016 se espera un crecimiento en torno al 10% en el total de pernoctaciones en establecimientos de alojamiento turístico en la región respecto a 2015, con lo cual se superaría el millón de pernoctaciones. El crecimiento será impulsado principalmente por los pasajeros extranjeros en nuestra región, los que aumentarían en cerca de 35% en relación al año anterior.

En cuanto al comercio, 2016 fue un buen año para las ventas lo que se tradujo en un positivo dinamismo para la actividad, que a su vez contribuyó de manera importante al crecimiento económico regional. Las ventas reales de supermercados en la región debieran crecer este año en torno al 7%, superando al 2015 que se expandieron un 5,5%; y ubicándose entre las regiones de mayor crecimiento es este punto. A su vez, las ventas minoristas también cerrarán este año con buenas cifras, cercanas al 10% respecto al ejercicio anterior. Resultado positivo para el sector este 2016, impulsado por un dinámico consumo local y con un aporte importante de los extranjeros que llegaron este año a la región.

El sector agropecuario repuntó el segundo semestre, pero en general la cifra es negativa. El ganado rematado en ferias de la región terminaría el año 2016 con una variación negativa en torno al 2% en el número total de cabezas rematadas, llegando a un total anual de 325.000 cabezas respecto a las 332.000 de 2015. Aunque la mayor concentración regional está en bovinos, este 2016 se proyecta un crecimiento en porcinos y equinos del 15% y 7% respectivamente que contrarrestarán en parte la baja de bovinos y equinos.

La molienda de trigo tuvo un año inestable, partió 2016 bastante débil, el segundo semestre mejoró, pero no le alcanzaría para superar los números del año anterior. Se proyecta una producción regional para 2016 en torno a 159.000 toneladas de trigo, cerca del 3% menor a 2015. El subsector agrícola muestra este 2016 una expansión debido al aumento en la producción especialmente de cebada, avena, lupino y remolacha.

En el sector industria, hubo variaciones mensuales positivas y otras negativas. Se proyecta que este 2016, el índice de producción manufacturera total regional cerraría con un crecimiento en torno al 2,5% respecto al año anterior.

El crecimiento del sector este año estará explicado principalmente por el incremento en la división de productos alimenticios y bebidas que crecería cerca del 5% (destacan: elaboración de maltas; elaboración de aceites y grasas de origen animal y vegetal); seguido de fabricación de muebles (2,5%). En tanto este 2016 presentó un mal desempeño la división de maquinaria y equipo, que anotará una contracción anual superior al 10% incidiendo negativamente en el sector y evidenciando una baja en la inversión privada local.

Quizás el punto más bajo y débil en los indicadores económicos regionales de este 2016 serán las exportaciones. Prácticamente todos los meses del año tuvimos variaciones anualizadas negativas en los montos exportados, las que en algunos casos superaron el 30%; lo que da cuenta de una tendencia a la baja y del débil comportamiento de nuestros envíos regionales al extranjero. Las proyecciones más optimistas indican que cerraría 2016 con una caída anual en torno al 13% en relación a 2015, lo que se traduciría en una caída de ingresos de cerca de MMUS$75.

Finalmente la caída en la construcción habitacional marcó la contracción del sector. Una clara tendencia negativa mostraron prácticamente todos los meses del año los permisos de edificación en la región, comportamiento que llevará a terminar el año con una contracción en este indicador. La superficie total autorizada este 2016 estará en torno a los 600.000 metros cuadrados, que contrastan con los casi 1.100.000 metros cuadrados totales autorizados para edificación en 2015, con lo que en 2016 se llegaría a una caída anual del orden del 56%. Esta variación negativa esta explicada principalmente por la menor cantidad de permisos de edificación destinada a vivienda, ya que la superficie destinada a uso habitacional disminuirá en cerca de 400.000 metros cuadrados respecto a 2015 en la región.